Cuando estuve cursando ilustración, estudiábamos una técnica por mes. Este ejercicio fue para conocer más sobre la acuarela y lo práctica que es para ser combinada con otras técnicas como el lápiz, la tinta o el gouache. En este simpático camaleón, se combinó con lápiz y sal. La sal aporta esa textura al fondo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.