Después de leerme por tercera vez las novelas de La Saga de Geralt de Rivia de Andrzej Sapkowski, creo que era hora de rendirle homenaje ilustrando un pasaje que dice así:

« – Duerme bien, Ciri -murmuró, respirando su agradable perfume de gorrión -. Duerme bien. Buenas noches, Braenn.
– Déarme, Gwynbleidd.


Sobre su cabeza, Brokilón susurraba en millones de ramas y cientos de millones de hojas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.